Eficiencia Energética

Eficiencia Energética

 

Junio, 2010 - Pese a la confusión reportada sobre la introducción del nuevo esquema de eficiencia energética, el sector de climatización aún puede desempeñar un papel positivo en la reducción del consumo de energía, considerando las fuentes alternativas de energía, de acuerdo con Jeff Short, gerente de ventas del área central de Aggreko, líder mundial en soluciones temporales de energía y control de temperatura.

“De acuerdo con una investigación reciente realizada por NPower, las empresas británicas están confundidas sobre la aplicación del Compromiso para Reducción de Carbono del gobierno (CRC), el esquema de eficiencia energética, que fue introducido en mayo de 2010. Cerca de la mitad de las empresas investigadas advierte que la nueva legislación fue "inadecuada", aunque la misma porcentaje haya dicho que no comprendieron cómo comprar la cantidad necesaria de carbono. Además, 44 por ciento de las empresas afirmaron que no saben cómo predecir sus emisiones de carbono.

Pese a que la comprensión de los detalles del funcionamiento más detallado del esquema sea un problema real para las empresas que operan como franquicias, las que operan con gestión de propiedad y aquellas involucradas en PFIs, aún existe un argumento válido para que las organizaciones revisen su consumo de energía, con énfasis específico en las alternativas a las fuentes tradicionales de energía.

Por ejemplo, identificamos una proporción oculta de empresas británicas que están sufriendo el alza de los precios de las tarifas fijas de energía constituidas en septiembre de 2008, con muchas pagando más del 50% por encima del valor de mercado actual. La experiencia de Aggreko con los ingenieros de HVAC trabajando en una variedad de sectores nos lleva a creer que las fuentes alternativas de energía, como generadores movidos a gas, podrían ofrecer electricidad más barata, más flexible, en muchos casos. 

Uno de los principales retos de los gerentes de fábrica y expertos en HVAC es su capacidad de 'pensar fuera de la caja' y considerar fuentes alternativas de energía, lo que muchas veces involucra el uso de soluciones temporales. Obviamente, los mercados volátiles de energía y los tiempos difíciles exigen un enfoque más flexible de parte de los ingenieros, que necesitan cada vez más pensar en alternativas como una combinación de energía y calor (CHP), gas, viento e incluso energía solar. Con vistas a los próximos diez años, vemos las soluciones temporales de energía desempeñando un papel mucho más importante en la planificación global de energía tanto en fábricas como en hospitales. La flexibilidad del uso de soluciones temporales de energía permite que los ingenieros respondan a las nuevas condiciones de mercado y suministren energía y costos más reducidos de energía en comparación con su eficiencia.

Un buen ejemplo de esa mentalidad es la reciente utilización de generadores a gas en una base temporal. Las organizaciones que utilizan por lo menos 1 MW de energía continua tienen acceso a un suministro en escala industrial de gas y están pagando más de 6p/kWhr por su electricidad; podrían ahorrar en sus tarifas actuales. Recientemente instalamos generadores a gas natural en una fábrica británica, que confirmó un ahorro de hasta 50% en su tarifa fija. Y eso no es una oportunidad aislada; identificamos los sectores que más podrían beneficiarse del cambio a generadores a gas, tales como procesamiento de alimentos, siderurgia, minería, transporte y salud.

La adopción del CHP es otra área donde los ingenieros de HVAC podrían liderar en la gestión esclarecida de la energía. Un estudio reciente realizado por el Imperial College y por la Universidad de Surrey descubrió que la dependencia del Reino Unido de electricidad para calentar casas y mover carros podría presentar riesgos significativos para suministros ininterrumpidos de energía. Como la demanda de electricidad está prevista para subir en más de 13 por ciento, para 150 gigavatios hasta 2050, la necesidad de innovación en esta área no podría ser más evidente. Ingenieros de HVAC, con su papel potencial como catalizadores de cambio en muchas industrias, tienen un papel fundamental en la concretización de innovaciones en esta área de estrategia energética.

Mirando más adelante, la energía eólica es otra área emocionante de generación de energía sobre la que todos necesitamos empezar a pensar. Está cierto, es improbable que la electricidad generada por el viento vaya a constituir un elemento importante del escenario global en los próximos años, si es que va, pero las empresas tendrán, inevitablemente, que planificar una proporción de su consumo de energía en torno a esta fuente algunas veces falla.

La experiencia reciente de Irlanda, con una capacidad eólica instalada en 2009 de 900 MW ilustra el punto. Durante un período de tres meses (enero a marzo) hubo 12 ocasiones en que la producción de energía varió más de 100 MW en 15 minutos, y 76 ocasiones en que la variación ocurrió dentro de 30 minutos; esa variación es equivalente a cerca de 37 por ciento de la producción media. La producción de pico fue de 940 MW; la menor fue de 9 MW. Estas variaciones en la producción no tuvieron ninguna relación con la demanda, que estaba en su auge durante un período de frío a mediados de febrero, caracterizado (como los períodos de invierno generalmente son) por mucho poco viento.

Presentar estos hechos no es un argumento contra la energía eólica, tampoco a favor de las centrales térmicas. Es simplemente afirmar que el mix de generación en diez años será diferente, y deberá atender a la parte del mix mucho más variable que los operadores del sistema están habituados a lidiar.

Esto va a significar que el sector de HVAC deberá ser mucho más estratégico cuando se trate de gestión de energía. Cada vez más, la gestión de energía va a convertirse en una función operacional clave dentro de muchas industrias, con empresas y organismos públicos necesitando planificar sus fuentes de energía con mucho más eficiencia que lo hacen actualmente.

En la próxima década, todos necesitaremos volvernos expertos en fuentes de energía, posiblemente administrando una serie de diferentes proveedores y fuentes en una matriz compleja. La vida quedará, inevitablemente, más compleja a medida que las organizaciones vayan intentando lidiar con las realidades del fin del petróleo".

Para hablar con uno de nuestros representantes, por favor llame